LA NAVIDAD ORTODOXA EN OCCIDENTE

La división en las relaciones entre los cristianos Católicos Ortodoxos y los Cristianos Occidentales (Romanos), tiene que ver con el calendario (el calendario juliano, introducido por Julio César en el año 45 a.C. siglo I a.C. es el vigente en Rusia y otros paises, mientras que en Occidente se utiliza el calendario gregoriano, introducido por el papa Gregorio XIII en el año 1.582, siglo XVI). Existen 13 días de diferencia.

La celebración de la Navidad comenzó muy temprano, posiblemente en el primer siglo. Hasta fines del siglo cuarto , la Navidad era festejada junto al Bautismo en el Jordán el 6 de enero (19 de enero según el nuevo calendario) bajo la denominación de Teofanía que quiere decir: Manifestación de Dios.

A partir del siglo cuarto, la Navidad paso a celebrarse el 25 de diciembre (día de la fiesta pagana “del Sol Invencible“). Actualmente esto coincide con al 7 de enero (calendario Gregoriano).

El 7 de enero es Navidad en los países netamente ortodoxos, o más concretamente en aquellos países de tradición cristiana ortodoxa que mantienen el calendario juliano en sus celebraciones litúrgicas, en vez del calendario gregoriano usado en Occidente y la liturgia latina.

La Iglesia prepara a los creyentes, para recibir dignamente la Navidad, con un ayuno de 40 días que comienza el 28 de noviembre (calendario Juliano), día del Apóstol San Felipe (por eso se llama el ayuno de San Felipe).

Algunas Iglesias Ortodoxas, canónicas y no canónicas, que habitan y evangelizan en las Américas, celebran la navidad para los latinos conversos, según el Calendario Gregoriano, con el propósito perenne de mostrar a los visitantes y nuevos conversos, una Iglesia limpia, de brazos abiertos que muestran a un Cristo que es tanto del Oriente como del Occidente.