NAVIDAD OCCIDENTAL PARA LOS HUMILDES

La Iglesia Ortodoxa es un organismo divino-humano.

Siendo el cuerpo de Cristo, reúne en ella las dos naturalezas: la divina y la humana, con sus acciones inherentes y sus testamentos. La Iglesia relaciona al mundo a través de su ser humano y crea naturaleza. Sin embargo, ella no actúa recíprocamente con él como un organismo completamente terrenal sino en su plenitud misteriosa. Es la naturaleza divino-humana de la Iglesia la que hace posible la transformación, dando la gracia, y la purificación del mundo POR MISERICORDIA, lograda en la historia con la cooperación creativa: la “sinergia” de los miembros y de la Cabeza del cuerpo de la Iglesia. ISAFEOCRI (Iglesia Ortodoxa en Colombia), desde dicha visión extiende sus brazos y acoge en amor y humildad los mas necesitados.

La Navidad 2018 en la Iglesia, según calendario occidental, ha sido y será un medio eficaz para mostrar el inmenso amor de Dios para con sus hijos, expresándole desde su naturaleza humana el Amor y la Gracia Divina.